Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

jueves, enero 06, 2005

good morning vietnam, again.

En mi familia queremos deshacernos de pequeños pensamientos. Por eso todas las puertas de la casa están abiertas. Lo único malo es que ahora la tristeza se pasea a sus anchas. Llega a las nueve, se pone mis pantuflas y se queda todo el día despanzurrada con los pies en alto frente a la televisión. Tengo miedo de decirle que se vaya. Es una mujer atractiva y suceptible que no entiende las palabras, quizá porque está relacionada de alguna forma a estos pequeños pensamientos. Ya habrá tiempo para eso más tarde. Supongo.

6 Comments:

Blogger esperanza said...

¡qué
buen
post!

11:05 a. m.

 
Blogger esperanza said...

oe
medio
conchuda
la tristeza
¿no?
pero no
la vayan a
agarrar
a
escobazos,
se
resiente
después

11:06 a. m.

 
Blogger Onophrius said...

¡Ajá! ¡eras tú la de las pantuflas!

11:41 a. m.

 
Blogger Onophrius said...

¡Confiesa!

12:30 p. m.

 
Blogger esperanza said...

si
si
siii
yo soy
la de las pantuflas
(uff
que alivio siento
al confesarlo)

2:36 p. m.

 
Blogger Onophrius said...

acabo de releer este post y me suena sacado de LRC

http://casiundesconcierto.blogspot.com/

esto es muy extraño :S

9:40 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home