Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

martes, febrero 21, 2006

El escape

Hace algunos años jugabamos a los animales. Ahora me gustaría ser águila, delfín o elefante. En ese entonces era lagartija.

Me gustaban las piedras y su temperatura móvil. El silencio. El color. Su capacidad para desprenderse de las cosas, su fría territorialidad, su cola.

Me gustaban las lagartijas porque a nadie le gustaban las lagartijas.

Siempre creí que la lagartija era el animal más inteligente del mundo porque sabía que debía huir siempre. Cuando crecí también fui creyente de las fugas. Y si no preguntenle a Deleuze que hace rato que nos conocemos y hasta ahora nos llevamos bien. Y por eso me hubiera gustado dejar a veces la mano en la mesa o la pierna en el agua como la lagartija dejó hace algunos años la cola en la mano -mi mano-, sin voltear a mirarse la pierna y sin dejar de mover la cola.

(Una vez dejé un pedazo de ceja en el concreto y un trocito de clavícula en el auto. pero nunca la mano).

A veces, cuando era lagartija, pensaba en las águilas, los delfines, los elefantes. Pero no me duraba mucho, porque para las lagartijas solo existen los insectos. O al menos así me nacía.

(Me acuerdo de mí llegando a la casa de playa con la lagartija moviendose completa en la mano. Mi mamá decía que la lagartija tenía que quedarse en su casa porque en la nuestra no había sitio)

(Me había tomado mucho tiempo domesticarla)

(Me sentí como un insecto)

(Daba pena)

Caminé hasta la orilla. Levanté la cabeza.

La lagartija levantó la cabeza lentamente y caminó timida sobre la roca. El mar se escuchaba al fondo como un suave murmullo.

De pronto, separó su cola con las patas y fue a guardarla en el bolsillo de mi polo.

-A veces -me susurró al oído-, vale la pena mirar atrás.

Sacó la lengua y se fue entre una ranura como un silencio. Pronto fue como si nunca la hubiera visto.

4 Comments:

Blogger Astropete said...

Este blog ha sido eliminado por un administrador de blog.

10:19 a. m.

 
Blogger licuadora said...

eras una largartija??? yo siempre he sido UNA GRAN HIJA DE PUTA

12:39 a. m.

 
Anonymous J O said...

ya se me olvidó que iba a escribir con el comment de licuadora ghdp XD

7:54 p. m.

 
Blogger Pierre said...

esta frase es demasiado "Siempre creí que la lagartija era el animal más inteligente del mundo porque sabía que debía huir siempre." soy un animal por haber dejado de venir a tu blog so much time

9:24 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home