Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

domingo, noviembre 20, 2005

circo chino

Ir al circo. Comer algodón de azúcar. Manzanas acarameladas. Barquillos. Gaseosa en vaso. Todo bien.

Nico tiene ocho años y es el niño más bueno del mundo. No ve nada porque un señor muy alto se ha sentado delante de él.

-Si te sientas sobre tu pie, verás mejor.

Nico se sienta sobre su pie. Ve mejor y se le ve conforme.

Una señora le toca el hombro y le dice:

-Oye niño, no te puedes arrodillar porque no veo nada.

Nico me mira.

-Señora, "el niño" solo se ha sentado sobre su pie.

-¡Y usted encima le da el ejemplo! Con razón...

-Señora, usted está en lo cierto. Ya no se va a sentar sobre su pie. Nico, te cambio de sitio.

Entonces, le cambio de sitio. Como yo soy más alto, ahora la señora no ve nada. Nico está en el que era mi sitio y mira el espectáculo feliz.

La señora deja de ser una señora para decirme hijodeputamalparido. Yo me hago el idiota porque conmigo no es. Mientras disfrutamos nuestro algodón de azúcar, la señora requinta, se para y se va. A todos los que lo vimos, el circo nos pareció genial.

5 Comments:

Blogger maría mayo said...

Me encanta cuando las hijasdeputamalparidas sufren las consecuencias de sus acciones. A veces acontece eso que algunos llaman justicia.

4:09 a. m.

 
Blogger Olavia Kite said...

:-) !

8:36 a. m.

 
Blogger kanita said...

Yo me la pasaba aterrada durante toda la función pensando que alguien iba a morir...luego crecí y se me arregló el cerebro...o eso dice la gente...

12:15 p. m.

 
Blogger Onophrius said...

Subtítulo de película de terror

...es que alguien iba a morir...

10:58 p. m.

 
Blogger vdg said...

Tias de M

12:10 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home