Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

domingo, julio 18, 2004

Mudanzas

La sala no es la sala.
Es un lugar como cualquier otro.
 
Bueno para deshacerse de algunas ideas y darle vueltas a las cosas, para jugar al circo y sacar a pastar a los animales, contar cuanto se quiera, ponerle la mesa al cuerpo, aturdirse y quedar rendido.
 
La sala es el dormitorio y la alfombra persa fresca cama.
 
Ya saben que me monto una casa donde inclino la cabeza, que me quedo dormido con facilidad y que no me gusta contar ovejas, raciones, anatemas o ahorcados. Tampoco me agradan los inventarios ni las fichas de inscripción. Así que la sala no es la sala.
 
La sala es la cocina y, a veces, la vereda, el campo, la orilla.

Porque la sala es el vertedero de todas las cosas y es allí donde nos gusta tomar el desayuno.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

La Mudanza doctor Masias ha sido disfrutada de inicio a fin. Muy bacán. Espero darle una chequeada a los demás textos. Me da gusto que haya encontrado el lugar apropiado por ahora -aunque supongo que ya llegarán sus libros- para escribir. Suerte. G.

1:39 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

tu te montas una casa donde empinas el codo y no la cabeza!

2:47 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home