Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

lunes, diciembre 13, 2004

Sin comentarios

Me llegó este email de parte de una de las temibles Castro Bernardini. Me da pena volver con una mala noticia, pero dado que a mi amiga Paola le pasó algo muy similar y me jode, lo publico. Y dice así:

Hola a todos, ayer 11 de diciembre como a la 1.00am, un grupo de siete amigos, estudiantes universitarios fueron arrollados por Celso Pastor Belaunde.

Uno de estos chicos, Danilo Tapia Castillo, está internado en la clínica Ricardo Palma con una perforación pulmonar y una pierna rota. El otro, José Miguel Gonzalez Otoya tiene un edema cerebral y las dos piernas fracturadas.

El tipo que atropelló a mis amigos es cónsul honorario de Finlandia (además de sobrino de Fernando Belaunde, el ex presidente).

Este hombre iba manejando su carro de lo más campante en el estado etílico digno de una pasa. No solamente trató de fugarse en el momento del choque, sino que además salió de la comisaría de Miraflores, posiblemente haciendo uso de sus credenciales diplómáticas.


¿Cuánto más tenemos que soportar este tipo de situaciones? ¿Debemos esperar que los cuerpos inertes de inocentes muchachos se acumulen en las esquinas mientras individuos como este limpian la sangre ajena de sus manos con una sonrisa en la boca? ¿Acaso la angustia de las familias de los accidentados no vale más que la tranquilidad de estos irresponsables y asesinos?

Les pido, en nombre de nuestras horas de desvelo y del sufrimiento de nuestros amigos, que hagas llegar este mensaje a la mayor cantidad de personas que puedas, solamente para crear conciencia, para que un asesino como Celso Pastor Belaunde y todos aquellos que se suben a sus autos y manejan, irresponsablemente, y en absoluto estado de ebriedad, no queden impunes.

Ojalá que nunca tengas que pasar por la angustia y el dolor que estoy sintiendo ahora. Supongo que está de más repetirles QUE NUNCA, PERO NUNCA MANEJEN BORRACHOS. Por favor, ayúdenme a que esto no vuelva a pasar, y que ese delincuente no vuelva a pisar la calle nunca más.


Hay tres detalles que el mail no incluye: los siete chicos estaban en la vereda en el momento del accidente, salían para celebrar el cumpleaños de uno de los que se encuentra más grave, y por último, el funesto suceso ocurrió en la entrada de la fiesta sargentera de la costa verde a vista y paciencia de tuttilimundi. SERÍA EL COLMO QUE DESPUES DE ESTE INCIDENTE CELSO PASTOR BELAUNDE TE ATROPELLARA A TÍ, ¿NO CREES?

3 Comments:

Blogger Leuzor said...

Inquietante. Todo eso en la capital de lo inedito

7:29 p. m.

 
Blogger Dinorider d'Andoandor said...

Oh sí! yo me enteré de esa desgracia por un conocido que es interno de medicina rotante del Casimiro Ulloa, me comentó algo del chico con edema cerebral. Es una desgracia por decir lo menos que por el hecho de ser sobrino de alguien o agregado de quien sabe qué se salgan como si nada. Por eso el país anda como anda.

10:42 p. m.

 
Blogger Onophrius said...

El sargento pimienta ha informado a través de un comunicado que se solidarizan con los accidentados y que están dispuestos, de ser necesario, a hacer una fiesta profondos para cubrir costos eventuales. Bien ahí.

9:16 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home