Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

martes, diciembre 14, 2004

katarsis (sí: con ka)

Siempre he detestado la frase "la ignorancia es atrevida". Pero lo que hace mi hermana no tiene nombre: ahora me detesto a mi mismo.

La ignorancia es atrevida cuando hace de las buenas relaciones vinagrillo de convento, cuando torna en exigencias actos plenos y voluntarios, cuando transforma el intercambio cotidiano en una lucha convulsa y subrepticia sobre el puesto que alguien que no importa ocupa en un púlpito vano. Una papa frita es una trinchera. Una hora en la pc, la guerra del fin del mundo.

Así, no hay cuerpo que aguante ni espíritu que se contenga. Todo sea ignorancia entonces y todo atrevimiento. Ahora sí que esto se va a poner bueno.

2 Comments:

Blogger Onophrius said...

y q conste q me caen bien los ignorantes y atrevidos siempre q tales atributos sean una postura. (punto final y esta vez en serio).

9:34 p. m.

 
Blogger ... llevo una luna por cerebro! said...

apesar d todo es más conveniente ser ignorantemente atrevido...que atrevidamente ignorante!

11:58 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home