Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

domingo, junio 26, 2005

El impostor

Estás de pie, ante el espejo.
Has mirado tanto la imagen ajena que la creíste propia.

Incluso, en algún momento, fuiste esa imagen.
Te re-presentaste.

Copiaste gestos, formas, vocablos.
Respiraste el aliento de alguien más -el vaho.

Al final, a pesar de que no estás, eres tú en la faceta más honesta.
Y cuando dicen tu nombre, yo no fui, exclamas, fue el otro.
Y el otro resulta el plagiario.
El otro, el culpable.

Así son los espejos cuando están enfrentados.

1 Comments:

Blogger esperanza said...

buenísisisisimo!!!

11:10 a. m.

 

Publicar un comentario

<< Home