Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

martes, noviembre 16, 2004

Historia de amor y menestras

Un hombre entra a la casa.

-Señor, deseo la mano de su hija.

La corta y la envuelve en el mantel de la cocina. Luego sale de la casa y salta en un pie.

Adentro, la hija abraza al padre, le da un beso en la frente y el señor la golpea.

Afuera, el hombre se acerca al basurero y se deshace de la mano y el mantel.

La madre, que lo ha escuchado y visto todo, decide llamar a la vecina y contarle que esa noche cenaran menestras. La prometida, sin que nadie la vea, sonríe llena de satisfacción.

4 Comments:

Blogger emilia said...

eso dolió..

9:58 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

le dire a mi mamá q prepare menestras, quizas caiga alguien

10:28 p. m.

 
Anonymous NIVER HUALLPAR said...

HOLAME GUSTARIA CONOCERTE ERESMUY HERMOSA Y MUY BELLA SOY SOLTERO SIN COMPROMISO Y TE ESPERO TU RESPUESTA HASTA LUEGO.

7:42 p. m.

 
Anonymous NIVER HUALLPAR said...

SOY SINCERO Y NO ME GUSTA LAMENTIRA MI TEMORES QUE SI LLEGO ESTAR CONLA CHICA QUE YO QUIERO SEA SINCERA Y SEPA RESPETARME TALCOMO SOY .

7:49 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home