Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

miércoles, julio 13, 2005

Gente que se sorprende en medio de actos cotidianos (canción a dos tiempos)

Todas las mañanas sale de casa, camina diez minutos y se detiene en una esquina a observar los detalles del semáforo, de la vendedora de diarios, de la gran avenida y de los autos del transporte público que ya se van deteniendo. Todas las mañanas aborda sin fijarse cualquiera de esos autos. Todas las mañanas sale, camina, observa y aborda mientras escucha al máximo volumen que votan sus audifonos canciones de la nueva ola, tangos viejos, boleros y cumbias antiguas. Y todos los pasajeros que se sientan a su lado o al frente o en las bancas de los parques o incluso el portero que abre la puerta del edificio donde trabaja; todos los pasajeros e incluso quienes caminan por donde camina, los que hacen la fila cuando hace la fila, los que hablan por teléfono cuando escucha por sus audífonos y los que no hacen nada mientras tanto; todos, creen que les habla. No sabe, sin embargo, que está hablando. Pero hoy tendrá una revelación: se dará cuenta de que se le mueve la boca, de que no está cantando, de que siempre se mueve de la misma manera y de que no puede escucharse porque está escuchando música vieja.

Lentamente, irá sacándose los audifonos hasta constatar con desconcierto que es del tipo de gente que se sorprende en medio de actos cotidianos diciendo sin notarlo "quisiera estar muerto" y repitiéndolo muchas veces hasta que la canción ha terminado.

2 Comments:

Blogger esperanza said...

está p-r-e-c-i-o-s-o
/un día me puse los audífonos
durante todo el día:
el fondo musical en la fila de banco era una canción de los belkins y la caminata por la angamos era flaming lips,
mi mamá mientras me requintaba era procol harum y la clase de diseño era algo de brian eno....
cuando me desconecté
volví al mundo
sorda,
apagada,
en off...

1:27 p. m.

 
Anonymous Anónimo said...

pasado mañana serán dos dias q ya no quiero estar muerto

7:31 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home