Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

lunes, julio 05, 2004

En Komodo hablamos quechua

Me dijo jatum runac, soltó una risa y quedó en silencio.

No me puedo quejar: es bueno saber que estoy detrás de las moneditas que alguna vez arrojó a una fuente, en todas las velas que sopló por su cumpleaños, en las interminables cartas a papanoel y al lado de los rieles de tren sobre los que pasó con los pies en alto.

Esta balsa improbable pronto quedará sola. Vuelan las aves, se acerca la costa. Una botella golpea contra los maderos.

Ha llegado la hora de andar por los peñascos. Y cómo me gustan estas playas de Indonesia.

Soy el dragón de Komodo más feliz del universo.

3 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Qué michi haces en Indonesia!!!!!

12:04 a. m.

 
Blogger Yansidara said...

y una vez mas tu post me mueve a escribirte un comentario. i am impressed. your images are fluid and your words musical.

...and for some strange reason i like komodo dragons.

7:02 p. m.

 
Blogger Onophrius said...

u r so kind!

7:43 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home