Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

miércoles, noviembre 17, 2004

Clases de manejo

Un hombre abre la puerta y salta de su automovil.

Mientras rueda por el suelo, el tipo desea cambiar de emisora de radio, piensa en la revisión técnica de la próxima semana y en pintar el vehículo de color ambar o azul metálico.

De pronto, queda quieto al lado de un poste de luz. Se pone de pie y vuelve caminando a casa.

Decide apagar la luz del baño y mudarse a un departamento.

1 Comments:

Blogger emilia said...

bonito el cuento,
como para ponerlo en el manual del instructor surrealista del touring

5:19 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home