Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

viernes, noviembre 19, 2004

Declaración

-Esto es el amor -dice la niña mientras cruza las piernas sobre el brazo del sofá.

El maniquí que está al frente, maniobra un revolver y dispara un escarabajo.

-La moda ha muerto -sentencia con gravedad.

Ella se desnuda y queda dormida con los ojos abiertos. La blusa de paño, mientras tanto, atrapa al bicho en el aire.

Aterrado, el maniquí se desarma. Cuando la niña abre la boca, se escucha un zumbido y la blusa se va volando.

4 Comments:

Blogger emilia said...

a mi me da por el chocolate pero a usted señor,
es cosa seria ingiriendo sustancias psicotrópicas, invite pué...
ya tengo tema para pintar...

11:57 a. m.

 
Anonymous Anónimo said...

:) igual la blusa de paño están a la moda...

saludos


"...Una idea tonta cada dia..."
http://ideastontas.blogspot.com

12:10 p. m.

 
Blogger emilia said...

siempre será bien recibido en los cielitos de la nubecita, con chocolate o sicotrópico

9:31 p. m.

 
Blogger piernaconencuentro said...

Si, murió. En efecto.
La mató su terapista a la tercera caída del telón.

Mientras en el asiento del baño el apuntador rugía siluetas rusas y batía las palmas -como un desaforado- por la mejor interpretación del rapto de Rosa Mejía a caballo y sin vergüenza.

Lo más tragicómico es que las blusas olvidan continuamente como volar, por lo que a diario hay que enseñarles unas 29 veces, pues no se sabe cuándo la niña volverá a abrir la boca.

10:51 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home