Este no es un blog: es una cajita de chocolates en una mesa huérfana. Tome cuantos quiera. Eso sí, deje algunos para el resto.

domingo, marzo 27, 2005

Detras del carro rojo

Lo peor de jugar a las escondidas es que nadie te encuentre porque ya dejaron de buscarte.

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

por lo menos sabes donde estas, yo aun no me encuentro...

11:10 p. m.

 

Publicar un comentario

<< Home